CADA MES...UN GRUPO

En esta sección, cada mes, un grupo local distinto nos hará una presentación-reflexión de su pastoral juvenil. Nos abrirá las puertas de su realidad. 

Noviembre es...Antequera, por Miguel Ángel Sánchez

antequerajpgEn Antequera, los trinitarios se encuentran presentes, en la parroquia de la Santísima Trinidad, siendo una de las que mayor ámbito abarca en la ciudad de Antequera, y a la que yo pertenezco.

Ya inmersos en pleno curso escolar, comenzamos las catequesis el pasado mes de Septiembre para todos los grupos desde primero a tercero de primaria, curso en el que se recibe la Primera Comunión en la Diócesis de Málaga. Además, este año, como novedad, la Cofradía se une a la parroquia aún más, para preparar a todos aquellos adultos que deseen recibir el Sacramento de la Confirmación, así como en un trabajo común entre cofradía y Pastoral Juvenil para acompañar en la Fe a todos los niños perteneciente a la parroquia.

majpgEn la casa trinitaria de Antequera, también se encuentra la sede central de la Fundación Prolibertas, junto a la casa San Juan de Mata para reclusos y exreclusos y la Casa Juan Gil para inmigrantes. Como dice el lema de la Pastoral Juvenil, “LLAMADOS PARA SER LIBRES” (por el espíritu liberador de nuestros Padres Fundadores), en Antequera encontramos una clara fuerza de ese espíritu en la Fundación donde aquellas personas que perdieron su libertad pueden encontrarla con el apoyo de un gran grupo humano  que se encarga que todo les sea más fácil.


Octubre es...Granada, por Carolina Álvarez

Recuerdo perfectamente a aquella niña de 10 años a la que le encantaba ir a los grupos, pasar un buen rato con sus amigos y aprender de una manera dinámica con sus monitores, a los cuales admiraba (y sigue admirando a día de hoy), esperando convertirse algún día en monitora de PJV. Hoy, 10 años después, puedo decir que esa espinita que tenía clavada se cumplió y actualmente  llevo 3-4 años siéndolo junto con mis otros compañeros monitores.

3_2jpgTenemos dos parroquias: San Juan Bautista, que está situada en el barrio Parque Nueva Granada y San Vicente, en Almanjayar, donde cada viernes nos reunimos para dar grupos con nuestros chicos de postcomunión; la verdad es que es un orgullo que con las nuevas tecnologías y demás alternativas que hay haya chicos que prefieran venir a los grupos antes que quedarse en su casa jugando a la consola, con el móvil…

5_1jpgAparte de postcomunión y confirmación, los monitores y chicos que ya se han confirmado tenemos nuestros propios grupos donde nos formamos espiritualmente, nos aportamos cosas nuevas y lo más importante: seguimos creciendo como personas.

Durante finales de septiembre nos hemos reunido para preparar el curso y ultimar los preparativos para que todo esté listo para empezar los grupos con los chavales el día 14 de octubre, donde reuniremos a todos los grupos para hacer una dinámica de presentación del curso con la temática de “Buscando a Jesús” siguiendo el lema de este año “Nacidos para ser libres” y llevando a cabo los objetivos implantados por el PIP para este año; también queremos hacer hincapié en la importancia de los padres, por lo que otro de los objetivos que tenemos es  involucrarlos más en las diversas actividades que haremos a lo largo del año (talleres, convivencias…).  La verdad es que el curso pinta muy bien porque los monitores estamos muy ilusionados y con las pilas totalmente recargadas después de los campamentos y demás actividades del verano, por lo que vamos a darlo todo.

Durante este mes, la familia trinitaria tenemos dos fechas importantes: el 8 de octubre celebramos la Virgen del Buen Remedio (es la virgen que está en la parroquia de San Juan Bautista) y el día 23 es el día de Cristo Redentor, donde celebramos el día del preso y del cautivo.

Desde PJV Granada queremos transmitir que no sólo es importante pasarlo bien y disfrutar de los encuentros y campamentos, también son importantes los campos de trabajo que se realizan cada año, que realmente son la mejor experiencia para conocer la misión que tienen los trinitarios; la formación adecuada y, además, en los tiempos en los que nos encontramos, no podemos olvidarnos de las experiencias con refugiados y perseguidos.

Personalmente, la PJV significa mucho para mí y es un orgullo poder transmitir junto a los demás integrantes de PJV Granada el carisma trinitario a todos los jóvenes  y seguir creciendo juntos en todos los aspectos bajo el lema de este año: NACIDOS PARA SER LIBRES.


Septiembre es...Córdoba, por PJV Córdoba

Tras un verano cargado de emociones y sentimientos trinitarios, además de momentos de descanso y reflexión, la Pastoral Juvenil Vocacional de Córdoba recibe este mes de septiembre con los brazos abiertos y las pilas cargadas de ilusión y de motivación, y con ganas de volver a ver esas sonrisas que nuestros chic@s transmiten en los grupos de post-comunión y confirmación. En este verano, esas sonrisas, emociones y sentimientos han sido las protagonistas de nuestras actividades, tanto de los campamentos como del Camino de Santiago.

Hemos conseguido volver a llenar el verano de ilusión tanto con el Cambase como con el Cammedio de este año. Ilusión por ver caras que hace tiempo no se veían (y caras nuevas), ilusión por las veladas, las horas de piscina, los grupos, las asambleas… Ilusión por seguir llenando esa fe de amor. A lo largo de estas semanas hemos añadido nuevos personajes a nuestro cuento que llamamos vida, ahora no queremos que estas nuevas experiencias dejen de aparecer cada verano por nosotros. ¡Y bienvenidas sean las siguientes!

Nos gustaría hacer referencia al Camino con el lema que acompaña este curso a la PJV: “llamados para ser libres”, nunca mejor dicho, la libertad es el sentimiento que acompaña al peregrino. Córdoba fue uno de los grupos más numerosos, y trajo sus mochilas cargadas con un peso extra, el del sentimiento que nos empuja a continuar en el camino de la fe. Camino que realizamos educando y transmitiendo los valores cristianos a nuestros chic@s.

Septiembre empieza con fuerza con la implantación del PIP que durante varios años una formidable comisión ha elaborado, y que desde estas líneas queremos aprovechar para trasladarles nuestro afecto y felicitación por su trabajo.

Estos días atrás hemos estado organizando las distintas actividades que vamos a realizar con los grupos, como es la gymkana de bienvenida a todos nuestros chic@s y la convivencia de Primaria en Noviembre que finaliza con la misa de Cristo Rey. A las que se les sumarán posteriormente las distintas convivencias que se hacen a nivel de España-Sur, que compartiremos con el resto de grupos de la PJV, donde se forja los lazos de amistad, uno de los valores que empuja a la Pastoral en su camino hacia nuestra formación como cristianos.

Y este año además, una parte del grupo de vida de la PJV de Córdoba comienza su voluntariado en el centro penitenciario de Alcolea, en donde vivirán de primera mano el carisma de la orden trinitaria, tras sus experiencias en el Campo de trabajo que se realiza cada verano en Algeciras.

Hace muchos años que en Córdoba empezó la PJV. De aquellos benditos y jóvenes "locos" (ya no tanto, en ambos sentidos) que echaron a rodar este proyecto, siguen con nosotros algun@s de ellos por fortuna nuestra. Otros, sin embargo, el camino de sus vidas los llevó a otros lugares, pero bien saben ellos, lo agradecidos que estamos, y que ésta, su casa, siempre les tendrá la puerta abierta.

Hoy, Córdoba es un gran grupo formado por monitores de distintas edades, donde se entrelaza la experiencia de los más adultos con las ganas de aprender de los más noveles, dando lugar a un clima de experiencias cruzadas que redunda en una motivación continúa, por acompañar al pilar fundamental y verdaderos protagonistas de la PJV: nuestrosjóvenes, que nos animan, nos enseñan, nos empujan a seguir caminando. El motor que nos hace pisar más fuerte. Y todos juntos, monitores y chic@s nos formamos en nuestra fe y en los valores trinitarios. Año tras año, la PJV no sólo se afianza en el Cole, sino en el barrio.

Nuestros chicos nos han trasladado su deseo y entusiasmo de dar el pistoletazo de salida cuanto antes. Córdoba es Septiembre, y por tanto nos toca inaugurar este nuevo curso a nivel nacional, y como equipo, como grupo, como comunidad, sólo nos queda desear a los demás grupos pastorales un gran comienzo. Y recordad, que estamos llamados a ser libres…


Julio es...Málaga, por PJV Málaga

En este mes la pastoral juvenil organiza las actividades de verano con campamentos, campo de trabajo, camino de Santiago, actividades que nos unen como familia trinitaria entre todas las comunidades de España.

Durante todo el tiempo que llevamos en la PJV muchos jóvenes han pasado por aquí y han tenido una experiencia rica en fe y valores que les ha ayudado en su camino. Lamentablemente hoy en día la situación de la PJV en Málaga está algo floja. No por falta de niños o jóvenes sino porque hay otros proyectos donde ellos y/o ellas están ya implicados.

Nosotros con mucha ilusión estamos trabajando para que la PJV vuelva a resurgir y que se creen grupos e ideas nuevas para que vivan todas la experiencias tanto de fe como personal que nosotros hemos vivido a lo largo de todo este tiempo y que nos han enriquecido como persona.

En Málaga tenemos dos parroquias en un mismo barrio que son Jesús Obrero y San Pio X. Las dos parroquias trabajan unidas aunque con diferentes proyectos. Tenemos grupos de catequesis, grupos juveniles y prejuveniles, grupos de formación y de confirmación…, y un grupo de pastoral penitenciaria.

Acabamos de terminar la formación inicial de nuevos jóvenes voluntarios, que quieren ayudar a los que están privados de libertad en el centro penitenciario, a través del carisma trinitario ya que muchos de los que residen en el centro penitenciario son de este barrió.

Este barrio llamado Palma-Palmilla se considera marginado y hay muchas personas que sufren pobreza y exclusión social. Los más de 30.000 habitantes no gozan de los mismos derechos y servicios que el resto de la sociedad. Eso nos motiva para encontrar el rostro pobre de Cristo en cada una de estas personas.

Con ayudas de varias personas que conocen este carisma trinitario y han crecido en ello, queremos acrecentar la identidad juvenil trinitaria empezando desde sus cimientos para que poco a poco vayamos creciendo como familia y se nos haga notar en la sociedad. Por eso nos sentimos privilegiados en poder seguir sus pasos en el camino de la liberación.


Junio es...Algeciras, por PJV Algeciras

Hace ya 10 años que comenzamos nuestro camino. La Pastoral Juvenil Vocacional Trinitaria de Algeciras se presenta como una pastoral alegre, divertida, educativa y familiar. Una pastoral Juvenil que a lo largo de estos 10 años hemos podido ver como Dios Trinidad se hacía presente en cada una de nuestras actividades, oraciones, encuentros, convivencias…y nos llamaba a seguir los pasos de San Juan de Mata (Fundador de la Orden de la Santísima Trinidad y de los Cautivos) y San Juan Bautista de la Concepción (Reformador de la Orden Trinitaria).

Somos una Pastoral humilde y sencilla, que ha ido creciendo con el trabajo de todos esos monitores que han dado del tiempo que tenían para que jóvenes, que hoy son monitores, voluntarios, futuro sacerdote o laicos trinitarios, pudieran tener una experiencia de vida y fe en su etapa de postcomunión y confirmación, con un claro objetivo de liberación.

Numerosas son las actividades que nos acompañan a lo largo del año como son, convivencias de Adviento y Cuaresma, donde los chicos/as y monitores compartimos un día de oración y talleres con el objetivo de prepararnos para dicho tiempo y ambientar nuestras parroquias. El Kiosco – TriniBar, una actividad para recaudar dinero para campamentos, encuentros y otras actividades. Encuentros y reencuentros de familia, con otras Pastorales Juveniles para seguir compartiendo nuestro carisma, nuestra fe. Y como no, nuestra tradicional convivencia de Jimena de la Frontera, donde compartimos un fin de semana todos en familia en un pueblo de la provincia de Cádiz, separados del ruido de la ciudad, de los agobios y el estrés, disfrutando de lo que podríamos llamar la ante sala de los campamentos de verano.

Una Pastoral Juvenil que no deja de crecer en familia y en fe, innovadora, siempre con ganas de hacer algo nuevo. Porque no importa cuántos seamos, sino la calidad de esos pocos. Unos pocos que viven el carisma trinitario como si hubieran nacido con ello, unos pocos que saben orar, hablar con Dios y decirlo sin miedo al “que dirán”. Somos una Pastoral en llamas, que arde con la pasión de sus monitores, de sus niños, del Espíritu Santo. SOMOS PJV, una pastoral juvenil consagrada a Dios Trinidad.

Dejando huellas, es nuestro lema, porque no dejamos huellas creyéndonos mejores, dejamos huellas en el corazón, dejamos huellas porque amamos como Jesús nos manda que amemos, dejamos huellas de misericordia, de familia, huellas Trinitarias. Y todo esto se ha conseguido gracias a esos monitores que han pasado alguna vez por esta pastoral y han dejado su huella Belén, Samu, Marco, Fran, Carmela, Inés, Curro, Macaloto, Alba, Eugenia, Manu, Alejandro, María, Kiki, Sergio, Alex, Vero, Alba G, Gloria, Paula, Iván, Claudia, Ángel…y aquellos que aún quedan por venir.

Una década llevamos mostrando el carisma trinitario, la misión de liberar. Llevando a Dios Trinidad como el capitán de nuestro barco, el dueño de nuestro timón. Y muchos años más que nos quedan por seguir los pasos de San Juan de Mata y San Juan Bautista de la Concepción. ¡GLORIA A TI TRINIDAD Y A LOS CAUTIVOS LIBERTAD!


Mayo es...Madrid, por Rafa Molina

Hola a todos, este mes le toca al grupo de Madrid presentarse, y es que precisamente en mayo Madrid celebra una de sus fiestas grandes, San Isidro. Pero bueno nos nos enrollemosdemasiado. ¿Cómo presentarnos? Por eso de ser trinitarios lo intentaremos hacer con tres palabras. 

En primer lugar, somos un grupo trabajador, donde cada una de los miembros intenta aportar el máximo posible al resto. De hecho, este año hemos empezado a colaborar con los grupos de catequesis de comunión en una serie de actividades que llevábamos a cabo los domingos después de la misa de niños

Otra palabra importante sería implicados. Durante bastante años y en colaboración con el colegio nuestros grupos de confirmación y de vida participan en el comedor del Ave María, donde todos los días acuden montones de personas para poder cosas tan básicas como un desayuno.  Es impresionante como nuestros chicos cambian su punto de vista con respecto a algunos temas después de realizar esta experiencia. Por cierto, tenemos que decir que este año nuestros chicos están dejando el listón muy alto.

Para terminar, somos plurales. Jóvenes desde los 11 años hasta los 22 años y un buen grupo de familias que colaboran y respaldan nuestras actividades. No hay mejor forma de agradecer todo lo que nuestros monitores hacen por nosotros que terminar también nosotros ofreciendo nuestro tiempo y nuestra experiencia para aquellos que lo necesiten.

Seguramente nos dejamos muchas cosas en el tintero, pero habrá tiempo para ir descubriéndolas. 

Tan solo, para terminar, invitaros a todos a las confirmaciones de nuestros chicos el próximo 28 de mayo, en nuestra Parroquia de San Juan Bautista de la Concepción. ¡Estáis todos invitados!


Abril es...Andújar, por Anastasia Calvo y Antonia Toral

En el grupo PJV de Andújar que comienza a caminar con ilusión contamos con un equipo de catequistas que se implican y que aportan cariño, cercanía y generosidad a nuestros chicos.

Nuestros miembros participan y comparten el carisma en cada una de las sesiones y actividades que programamos, juntos hacemos que nuestra familia trinitaria vaya creciendo en la fe transmitiendo valores que nos liberan de las esclavitudes de la vida cotidiana.

Creemos en lo que hacemos y estamos convencidos de que al crecer en los valores trinitarios los jóvenes se desenvolverán en la vida desarrollando sensibilidad ante las necesidades de los más desfavorecidos.

En este año jubilar de la Misericordia proclamado por el Papa Francisco queremos impulsar tal y como él nos ha invitado la revolución de la ternura, para ello desarrollamos actividades solidarias en las que invitamos a los niños a compartir lo que son y lo que tienen. Tratamos de empaparnos de los valores evangélicos cada lunes en la catequesis y juntos celebramos la eucaristía escuchando y compartiendo la PALABRA.

Nuestras colaboradoras catequistas, profesores y madres del colegio, están convencidos de la importancia de la transmisión de la fe desde las más tiernas edades que darán fruto en el momento en el que menos nos lo esperamos tal y como nos lo enseña la parábola del sembrador. En lo más profundo de nuestra experiencia creyente hemos llegado a descubrir que la fe es para nosotros un don, una gracia de Dios. Sabemos que desde nuestra libertad, en ocasiones con esfuerzo y dificultad, y con la ayuda de los demás, hemos llegado a reconocer y acoger el don de la fe. Pero estamos convencidos, sobre todo, de haber llegado a conocer a quien, a través de otros creyentes y desde lo más íntimo de nuestro ser, nos estaba llamando a un encuentro personal con él: el mismo Dios.

Por ello, reconocemos que transmitir o comunicar la fe consiste fundamentalmente en ofrecer a otros nuestra ayuda, nuestra experiencia como creyentes y como miembros de la Iglesia, para que ellos, por sí mismos y desde su propia libertad, accedan a la fe movidos por la gracia de Dios. Transmitir la fe es, pues, preparar o ayudar a otros a creer, a encontrarse personalmente con Dios.

Queremos transmitir a las familias de  los niños que participan en la pastoral trinitaria que la fe implica una decisión personal absolutamente intransferible. Supone un cambio interior, y una movilización de las motivaciones internas, una decisión libre en la que cada uno define profundamente los objetivos de su propia vida.

Conscientes de que uno de los grandes desafíos de la Iglesia en este momento es fomentar en todos el sentido de la responsabilidad personal en la misión evangelizadora nos sentimos llamadas a incrementar en nuestro centro el amor por el carisma trinitario. Por esta razón agradecemos la confianza que depositan en nosotras para hacer crecer el grupo de pastoral.


Marzo es...Sevilla, por Pablo Castel

Hola, yo soy Pablo y soy de la parroquia de Valdezorras, Sevilla. Tal y como dijo Chelo en el artículo del mes pasado tengo y he tenido la suerte de formarme en la fe en un entorno con una gente fantástica.

Mi historia comienza hace ya al menos diez años, cuando fui agarrado de la mano de mi madre a apuntarme a catequesis. Durante mi etapa para encontrar el camino que Jesús he estado acompañado de unas excelentes catequistas como Lola, Angelita, Toñi, Mariángeles… y muchas más que han estado desde el principio o durante un periodo de tiempo como Cristina.

Actualmente pertenezco a un grupo de vida en el que nos estamos iniciando –ya que nos confirmamos el año pasado- y soy monitor el grupo de los peques, junto a Pablo Gallardo, Pablo Romero, Josema e Iván y sin olvidar a Toñi y Alicia, que son las que nos dirigen en esta experiencia.

En nuestra parroquia también se conoce como el Trinicentro, donde los niños y niñas de los alrededores de Valdezorras, que ya han terminado la comunión, pueden seguir conociendo a Jesús para en un futuro no muy lejano confirmarse y formar sus propios grupos de vida.

Aquí en el Trinicentro se desarrollan muchos tipos de actividades, desde tratar temas profundos en la fe, como diversos talleres, gymkanas, excursiones.

Entre dichas actividades podemos hablar de las visitas a los asilos en navidad, de nuestro típico día en el parque del alamillo, dinámicas, películas y una actividad que ha gustado mucho tanto a los niños como a los padres, y es el taller de cocina.

Durante todo este tiempo he estado conociendo a personas fascinantes. Muchas son las veces en la que me viene el recuerdo de un campamento, un encuentro o una actividad conjunta.

Recuerdo que hacía unos años era una persona muy tímida, y gracias a estos encuentros, en los que no solo he crecido como persona, también he dejado atrás dicha timidez y he descubierto lo agradable que es volver a encontrarte con esas personas con las que estableces confianza un año tras otro.

Los padres también juegan un papel muy importante en esta historia ya que, gracias a ellos, y a su interés por traer a los niños a grupos, podemos seguir adelante.

El grupo de Valdezorras me ha hecho crecer como persona y creo que también es ese mi objetivo, enseñar a los demás lo que he aprendido con el fin de conseguir de continuar la labor que los trinitarios empezaron hace cientos de años

Vivir esta experiencia está siendo algo que recordaré para siempre y espero estar en esta gran familia durante muchísimo más tiempo.


Febrero es...Valdepeñas, por Chelo de la Torre

Hola, soy Chelo y soy de valdepeñas. He tenido la suerte de crecer y formarme tanto a nivel personal como vocacional con la orden trinitaria, y a día de hoy sigo manteniendo relación con ellos (con los trinitarios), ya que soy monitora de pastoral y pertenezco a un grupo de vida trinitario, en el que llevo ya cuatro años. Actualmente acompaño al grupo de 2º ESO pero también he estado llevando grupos en primaria.

A lo largo de todo este tiempo he podido experimentar todas las fases de la PJV Valdepeñas, desde 1º hasta 3º de primaria donde se celebra la Primera Comunión, como  la etapa de post-comunión, de secundaria, bachillerato y finalmente los grupos de vida. Siendo en todas ellas el niño y el joven el centro de todas nuestras acciones.  

Una vez celebrada la Primera Comunión, a partir de cuarto de primaria, los niños pasan a estar en una etapa de más relación entre ellos y a la vez empiezan a surgir pequeños roces de convivencia. Por esto, tratamos que se conozcan más los unos a los otros, que se respeten, de afianzar esos lazos de amistad y que  la valoren de verdad.

Otro de los temas fundamentales son los padres y el respeto a los mayores, así como la tolerancia que tienen que tener y la no discriminación a las personas por su forma de ser, cultura, religión o gustos.

Normalmente la metodología que utilizamos suelen ser juegos de cooperación entre ellos, leer cuentos sobre el tema, comentando después cada uno su opinión al respecto y en ocasiones pequeñas dinámicas sobre lo visto anteriormente.

Una vez que pasan a secundaria los temas se suelen dar de una forma más extensa y profunda, ya que empiezan a prepararse para un momento muy importante como es la Confirmación. Se les prepara para recibir este Sacramento, trabajando lo que significa y lo que implica recibir el don del Espíritu Santo. Paralelamente se trata un amplio abanico de temas. Continuamos trabajando la amistad e incluso el amor, ya que en estos años es algo que priorizan y en realidad no terminan de saber cómo llevarlo. Pero además tratamos también temas como la historia de la orden trinitaria, su compromiso a día de hoy con la población, la pobreza que viven muchos niños de su edad en otros países, el racismo, entre otros. Y lo que es fundamental, la vida de Jesús, intentamos que conecten con él, que mantengan la relación que empezó en su comunión haciéndola ahora más fuerte, que lo sientan presente en su día a día.

Para ello, nos ayudamos de cortos, presentaciones, libros de apoyo, dinámicas y reflexiones, y finalmente del catecismo.

Una vez celebrada la Confirmación, se forman los grupos de vida, donde de una manera más intensa, se hace vida en grupo, compartiendo formación, ilusiones, proyectos, compromiso, carisma, identidad,…

Los grupos de primaria participamos todos los domingos en la “misa de niños” de 11 para posteriormente tener el momento de grupo semanal.

Los grupos de secundaria y bachillerato tenemos nuestro momento de reunión todos los viernes de 6 a 7 de la tarde, mientras que los grupos de vida, nos reunimos todos los domingos  a las 12.30 h, teniendo cada domingo una actividad diferente: oración joven, formación, reflexión, compromiso (visitando y colaborando en la Residencia de Ancianos) y momentos lúdicos.

Todos los grupos aparte de su programación semanal, tenemos celebraciones conjuntas por etapas trimestralmente.

Además de participar en todas las actividades provinciales que la PJV ofrece, tanto durante el curso académico como en el verano trinitario.

Y…como no, cada día más importante la colaboración y trabajo con las familias, de ahí el grupo de padres, que una vez al mes se reúne para compartir y formarse, además de participar en algunas convivencias y encuentros.

Todas estas actividades se enmarcan dentro de la Pastoral Juvenil Trinitaria en la que intentamos, tanto teórica como experiencialmente, desde la sencillez, la humildad y el testimonio,  vivir valores cristianos, así como el carisma y el sentimiento de familia trinitaria, con los que vamos creciendo y familiarizándonos a lo largo de los años. Teniendo muy claro que solo desde el momento en el que cada uno nos sintamos libres, podremos mostrar a los demás y vivir el significado de la palabra LIBERTAD con mayúsculas.

Todo esto, a grandes rasgos es nuestra pastoral, nuestra gran familia. ¿Cuál es la tuya? Sevilla, te lanzo el balón para que en marzo nos contéis…