ARTÍCULOS ACTUALES

* Reflexión Camino Santiago 2016 (Hermanos Navío)

La vida es un viaje con un solo billete de ida, en el cual las personas buscamos la felicidad, pero, ¿Qué es realmente la felicidad? Alguna vez se han parado a pensarlo ¿verdad?, ¿Quién no? Creo que en esta experiencia hemos encontrado el verdadero sentido de esta palabra.

La felicidad no es más que encontrar aquello que llega y nos llena, eso que le hace a uno fascinarse ante lo que está contemplando y viviendo.

Felicidad es PERDONAR y sentirse perdonado,  dar las GRACIAS  y sentirse agradecido.

Felicidad es madrugar para hacer una etapa y que te regalen una sonrisa, un ‘buenos días’, un ‘hoy lo vas a conseguir’.

Felicidad es llegar psicológicamente y físicamente roto después de un etapón, de esos que fascinan y emocionan, y que haya una familia y unas personas que te estén esperando con un plato de comida.

Creo que todo esto podría resumirse en una sola palabra, DIOS, el ente impalpable que a todo el mundo hace vibrar, que cada uno es capaz de sentir emocionalmente, olvidando los profundos misticismos. En este camino creo que  hemos alcanzado esa felicidad a la que antes nos referíamos. Ha sido una experiencia increíble, súper gratificante, llena de risas, de caídas, de quejas y de alegrías, llena de HUMANIDAD.

Una experiencia familiar, trinitaria, aquella en la que tuvimos y tenemos la suerte de crecer y formar parte en la vida. Sí, es cierto, llegamos a Santiago, pero cada día en la vida es una nueva etapa, una nueva página en blanco de ese libro llamado VIDA.

No sé vosotros, pero en nuestro  libro hemos  plasmado muchos momentos, muchos gestos y lo más importante lo llevamos lleno de nombres, nombres de personas maravillosas a las cuales hemos tenido la suerte de conocer. Dejad correr la tinta en vuestros libros de la vida, que aparezcáis en todos los libros de aquellas personas que vayáis encontrando en el camino e intentad que vuestros libros sean más ‘tochaco’ que ninguno

Personalmente y como hermanos, es una experiencia que nos une con más fuerza, ayudarnos el uno al otro en los momentos de bajón, ser ese bastón para el otro, como Dios lo es al prójimo. Disfrutad, vivir, y compartir experiencias que realmente os llenen.

“Dejarse llevar y encontrar el auténtico significado del camino”, ese fue nuestro eco el primer día, en Valença do Minho, y desde luego que nos sirvió para volver con una mochila muy pesada, porque han sido demasiados los buenos momentos vividos, sin importar la edad, perteneciendo a una misma familia. Una vez más gracias y mil gracias PIÑITA, y allá donde vayáis sentiros orgullosos de ser TRINITARI@S, de pertenecer a esta gran FAMILIA.

Hermanos Navío (Alejandro y Álvaro)

PJV Trinitarios Córdoba

Fotos del Camino


* Artículo Encuentro Junior y +18

Otra vez más se repite el mismo camino; camino diferente pero con el mismo espíritu.

Hace 3 años realicé este camino hasta la Virgen de la Cabeza, camino que hizo San Juan Bautista de la Concepción  hace más de 400 años.  Y de nuevo me volvía a aventurar en este camino, rodeado por mi Segunda Familia, la Trinitaria. Camino que nos llevaría hasta los pies de la Reina de Sierra Morena. Dentro del Espíritu que inunda el camino, tienes momentos de caída en las que solo las ganas de seguir adelante te llevan a superarte a ti mismo. Cada camino es distinto, y no se puede explicar, solo queda aventurarse y realizarlo.

Cuando ya se llega al Santuario, es como estar en el cielo mismo, porque la gloria la puedes conseguir y más en este año de la Misericordia siendo “María, Madre de la Misericordia”.

No todo ha sido andar y andar, también hemos tenido momentos en los que hemos conocido a nuestro Fundador y Reformador de la Orden (San Juan Bautista de la Concepción y San Juan de Mata), además nos han presentado un poco más la actividad en la que participaremos este verano, el “Camino de Santiago”. Pero también hemos tenido formación Bíblica, de una manera muy diferente a la que estamos acostumbrados pero muy útil y sorprendente.

Solo me queda agradecer a todo el equipo de PJV que ha puesto el empeño para realizar este gran encuentro, a los cocineros, al equipo que nos impartido la formación y a la comunidad de Andújar y Virgen de la Cabeza por su acogida.

Miguel Ángel Sánchez Montes

PJV Trinitarios Antequera

Fotos del Encuentro


* Cuaresmagame, Misericordia y Haz lo que quieras

Comenzamos la Cuaresma, tiempo de renovación interior para preparar la Pascua del Señor. La liturgia de la Iglesia nos invita a volver a nuestro interior y recomenzar de nuevo.

Desde la PJV Trinitarios queremos profundizar en una Cuaresma que no es algo paralelo a nuestra vida. Jesús nos propone que la religión no es algo separado de nuestra vida, es un todo porque nuestra vida es de Dios. El ayuno, la oración y la limosna dejan de tener sentido cuando es cumplimiento.

Nuestra invitación es vivir una Cuaresma desde y para la vida misma. Cuando no profundizamos, cuando no interiorizamos, la cuaresma es un juego, pasa sin pena ni gloria, CUARESMAGAME.

En cambio, cuando somos capaces de vivir nuestra fe desde el corazón, desde la MISERICORDIA, estamos respondiendo desde el AMOR. Esos son los dos momentos para reflexionar: ¿Hacemos de nuestra fe un juego? ¿o lo integramos todo y tenemos una vida coherente?.

Nuestra Cuaresma termina haciendo un guiño al Año Jubilar y al lema de la Cuaresma propuesto por el Papa: “Misericordia quiero y no sacrificio” (Mt 9, 13). La misericordia de Dios transforma el corazón y nos hace experimentar un amor fiel y transformador. Queremos reforzar la idea de interioridad, de vivir, de ser. Nuestra vida ha de responder desde el encuentro con la MISERICORDIA para hacer de ella algo nuevo y bueno: “MISERICORIDA y haz lo que quieras”.

Se acaba el juego, empieza la vida...PULSA AQUÍ


* Piezas de colección. Por MC López

Cualquier coleccionista que se precie, sea cual sea el objeto de su colección busca, hace lo imposible por conseguir una pieza única, exclusiva que enriquezca su colección. Lejos de tratarse de un hobby (que por otro lado sería interesante), aunque de momento puede definirse como curiosa afición, llevo un tiempo leyendo (mirando) diversos periódicos a diario con la única intención de conseguir una pieza para mi colección (que se está convirtiendo casi en pieza única o exclusiva): una noticia optimista, feliz, y más en concreto (mi colección tiene un subgrupo muy valioso), una noticia que hable bien de los jóvenes, de los adolescentes; mejor aún y para rebajar algo el nivel de comienzo: una noticia que no hable mal de los jóvenes.

Salvando el ámbito de deportes donde se puede conseguir alguna pieza para mi colección (aunque en ocasiones, sea necesario hacer uso de una lupa para encontrarla), mi curiosa afición me está resultando “costosa”. Sé que ante esto, una respuesta fácil y generalizada es decir “pues es lo que hay”, o también me pueden responder “no, es que solo aparece lo malo porque es excepcional”. Pero yo me pregunto ¿noticia solo es aquello que es excepcional? Pues…no me convence la respuesta. ¿No es de destacar, comentar, difundir los logros, los éxitos, el buen hacer de nuestros jóvenes?

No, no soy utópica ni creo que todo sea perfecto o ideal, lo sé y soy consciente de ello, pero esa misma realidad, ese mismo conocimiento y apuesta por los jóvenes me hace gritar que los jóvenes no son en su totalidad ese reflejo o imagen que damos.

O sí, tal vez esos jóvenes son ese reflejo o imagen que hemos creado, o mejor dicho, los jóvenes nos están devolviendo la imagen que hemos creado de ellos. Me apropio de una comparativa que hace un gran maestro siguiendo la anécdota a su vez de otro gran maestro. Cuando Picasso pintó el retrato de Gertrude Stein se comentaba que no se parecía a la joven que estaba pintando, pero Picasso dijo “todos piensas que ella no se parece en nada al retrato, pero no hay que preocuparse; al final, llegará a ser exactamente así”. Convencida que estamos pintando una imagen de juventud (son las noticias que hasta ahora encuentro para mi colección) que no es fiel retrato de la misma, no se parece a la juventud en su esencia; sin embargo, como Picasso, seguimos insistiendo, “llegará a ser exactamente así”. Dibujamos una juventud violenta, agresiva, desmotivada, desilusionada…y al final llegará a ser así.

¿Por qué no cambiamos los colores de nuestro retrato de juventud? Como buen coleccionista, o como simple aficionado, continuaré buscando las piezas para mi colección, convencida que no busco piezas de especies en extinción, ni busco piezas que sean de difícil o imposible obtención, solo es cuestión de cambiar los colores de nuestro retrato, de reflejar en una noticia ese retrato de juventud que ni siquiera dibujamos. ¿Coleccionamos juntos?